jueves, 1 de enero de 2009

Dedicada


Resto de gloria

Ella
entera aun
Ella,
cree en la tensa felicidad
de las palabras.

Luego,
murmura.

De lo no pronunciado
construye su escritura, su pesar.


Ella.
No está en otra escena
sino en la que
su estética,
la de la insustancialidad
pacta en negativo

pues allí
donde el cuerpo falla
inician las palabras que
tienden a suplir la falta:

pero palabras que no llenan huecos
sino que causan nuevos vacíos.

Liliana Pappalepore




22 de diciembre de 2008

Na(vida)des

a Germán, por (lo) supuesto


Nacida estrellada
no con estrella

Jesuces ?
Un jesús
que dice: no a la cruz,
suelta sus amarras,
corre al infinito.

Allí...
construyéndose altera :

el zodíaco
la siesta barrial
la rebeldía
los sapos, los perros y los gatos
mi madre
la caña
la noche
los azahares

el rocío
el patio de la casa
la enfermera
las tías viejas
su madre
las recetas
las enemas
de las heridas
la cura
la sumisión a los vínculos,
transmisión del fardo
gozada de la propia esclavitud,
la enfermedad
mi padre
la muerte
entonces...
la fuga.
Ya
son espejismos en el desierto.

Otro tiempo...

Llega el dominio...
de la tontería
he sacado, no he agregado.

Presente...
el misterio

una fiesta, una celebración
una vida, una rebelación.

Navidad del 2008
te celebro,
vida.












2 comentarios:

Anónimo dijo...

El espacio en blanco también dice.

ceci dijo...

muy bueno...adelante
y gracias por compartirlo